Hoy estamos de fiesta en este blog puesto que celebramos el ochenta cumpleaños del «abuelo» del mismo. Es cierto que la creación y todo lo que aquí aparezca es obra y responsabilidad de quien escribe, pero la historia del origen, del concepto, se encuentra en la obra de Gianni Vattimo.

Vattimo es un hombre cercano, amable, generoso y que hace honor a su maestro Gadamer, puesto que le encanta la conversación. De ese gusto por el diálogo, por la conversación con los demás, nacen dos de sus obras: “Introducción a Heidegger” y “Diálogo con Nietsche”.

Conocí a Gianni en el verano de 2013 en el Barco de Ávila y me conquistó; aunque solo intelectualmente, en lo físico no sucumbí. «Presumía» de lo bien que se le da poner títulos bonitos a sus obras: “El pensamiento débil”, “La sociedad transparente”, “Más allá de la interpretación”, “Creer que se cree”, “Verdad o fe débil”, “Adiós a la verdad”… entre otras.

Hoy en día he de decir que detrás de cada título, dentro de cada obra se encuentra todo un entramado filosófico, toda una declaración de intenciones en la apuesta por lo debilitado que no puede sino jugar con lo metafísico y todopoderoso y que hoy sigue imponiéndose desoyendo al mismo Nietsche y su «muerte de Dios». En esa profundidad filosófica sigue viéndose, al filósofo turinés, «humano, demasiado humano», del que sigo aprendiendo cada día un poquito más.

Feliz Cumpleaños, MAESTRO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s