Desde que somos conversación

Desde que somos conversación

El título de esta entrada lo he tomado de una frase de Hans George Gadamer y que incita a buscar lo más genuinamente humano, como es la Palabra, el Lenguaje. El ser humano ha evolucionado hasta su máxima expresión en el lenguaje y por medio de él la comunicación ha llegado a sus cotas más altas. ¿Será éste el verdadero acto creativo de Dios? ¿Aquél por el que nos ensalza ante toda criatura?

Conversar es el acto de “hablar” con el otro, en un lenguaje comprensible. Se conversa mediante el habla, la escritura pero también con el cuerpo, con el silencio… Recuerdo esos momentos al sol con mis abuelos en los que simplemente estabas allí, en paz, sintiendo el paso de una generación a otra, legando todo su ser en esa serenidad; y de repente aparecía la palabra. conversacion_

Desde este acto de la conversación, del diálogo, cuesta entender, hodierno, muchas pseudotertulias o imposiciones dogmáticas. Por el contrario el diálogo fluye sin más, cada uno aporta lo que tiene y se lleva una parte y deja otra en ese compartir, ese ser conversación.

Me quedo con otra frase de Gadamer en relación con este tema: “el ser que puede ser comprendido es lenguaje” pero me permito introducir un apunte vattimiano a esta expresión, como es la introducción de las comas. Vattimo propone dar un paso más y propone para la comprensión del ser la siguiente expresión: “el ser, que puede ser comprendido, es lenguaje”. Es por medio del lenguaje por el que el ser humano puede ser comprendido, y se produce así una identificación y distinción con el resto de los seres mediante el lenguaje. Daremos un paso al frente para decir que “el ser es lenguaje” es comunicación, diálogo, conversación.

Recuperemos los espacios de diálogo, de conversación, en el que los gritos, dogmatismo e intentos de tener siempre razón queden a un lado.

Anuncios

Independentismo o campaña electoral

Independentismo o campaña electoral

No quiero crear más polémica ni dedicar más tiempo que el de los medios de comunicación emplean en este tema, pero sí ahondar más en lo que yo entiendo como estrategia de los partidos.

Primeramente en Catalunya, que aprovechando el descontento del pueblo (al que ellos mismos han defraudado con ayuda del PP) están desviando los temas verdaderamente importantes como el paro, los recortes en sanidad, en educaFeatured imageción… Ahora aprovechan el voto de las personas para renegociar sus propios intereses y una vez conseguido el independentismo puede esperar.

En cuanto al PP este conflicto le ha venido que ni de perlas puesto que ya no se habla de nada más y así han conseguido que no se hable de los problemas dFeatured imageel resto de los españoles que, casualidades a parte, también son el paro, los recortes en sanidad, en educación… Para colmo tienen el respaldo de Ciudadanos y así se aseguran gobernar entre ambos.

En el limbo anda el PSOE, que ya hace mucho tiempo que navega a la deriva sin rumbo fijo, sin timón ni timonel. Podemos ha perdido todo su rigor al permitir que una élite aristocrática, personificada en Pablo Iglesias (él decide cuándo va a Europa, lo deja, es el Presidente de España, cuando será el independentismo…), que ha olvidado los principios que comenzó a defender y por los que fue encumbrado para abastecer su ego. Y por último IU, o Unidad Popular, que en mi opinión sigue más en luchas internas y en luchar contra la Iglesia que en hacer política.

Queda mucho por hacer, queda mucho por dialogar, queda mucho catocomunismo.

Catocomunista

Con este título del blog quiero hacer fusión de dos conceptos que en España son incompatibles pero que en Italia han ido de la mano. El término no es de creación propia sino que ha sido tomado de mi maestro en filosofía Gianni Vattimo para quien “catocomunista” es simplemente “un católico de izquierdas“.

En España los católicos miran con recelo cualquier referencia al comunismo y los comunistas están obsesionados con exterminar todo atisbo de religión en la sociedad, relegándola al ámbito privado.

El católico es aquel cristiano que mira con vocación de envío el mensaje que Jesús de Nazaret nos presentó “id por todo el mundo y proclamad el Evangelio” (Mc 16,15) y lo hace desde la humildad, desde el respeto y desde la ilusión de quien porta una Buena Noticia.

El comunista es aquel que tiene vocación por la comunidad, por el compartir los bienes, por la igualdad de oportunidades… Hemos de eliminar de nuestras retinas la imagen del comunismo ruso que de tanto virar hacia la izquierda se convirtió en “extrema derecha”.

En este tiempo de globalización propongo una alianza de términos para España, que emerja un nuevo movimiento capaz de englobar estos dos mundos que hasta la fecha han permanecido tan distanciados.

Seguiré reflexionando sobre el “catocomunismo” con el permiso y la colaboración de todos vosotros y vosotras.

De tradiciones y modas

El pasado jueves día 29 en muchos colegios e institutos, los profesores y profesoras han decidido celebrar la fiesta de Halloween con los niños y niñas. Se trata de una fiesta en la que explican a nuestros hijos e hijas que hay que disfrazarse para ahuyentar a los muertos, los espíritus… La razón que esgrimen los docentes para celebrar esta fiesta es la de que los profesores de materias impartidas en lengua inglesa introducen este acto para inculturizar a los alumnos.

Todo esto podría estar bien pero da que pensar pues en la apuesta por estas nuevas modas se han quedado atrás otras festividades como la Navidad, el día del Padre, el día de la Madre… La razón por la que han suprimido la primera es porque pertenecemos a un estado laico y aconfesional, y por ello los profesores de religión no pueden realizar ninguna actividad en horario lectivo y han de celebrar la función en otro momento, normalmente una tarde en torno a la Navidad. Es su tiempo libre el que emplean para realizar estas funciones.

En cuanto al día del Padre y el día de la Madre mi confusión se hace más patente. Aún recuerdo el regalo de mi hijo Marcos su primer año de cole, un marcapáginas que aún conservo con tanto cariño. Fue el primero y el único. Ante la “protesta” de padres y madres suprimieron este evento en los colegios para no herir sensibilidades. ¿Acaso no es más complejo explicar un día dedicado a muertos, espíritus, zombies…? No es agradable explicar la muerte de un padre, de una madre, una separación, divorcio… pero es algo real, tangible y palpable; algo con lo que los niños y niñas tendrán que convivir el resto de sus días.

Seamos coherentes y apostemos por las tradiciones, lo que une e identifica, y no por modas pasajeras, difícilmente entendibles y justificables.